Tratando de enfangar a las personas más honestas

Las que conocemos a Yayo sabemos que es una de las personas más trabajadoras y honestas que nos rodean. Y quienes conocen a las empresas de la Economía Social y Solidaria saben que son empresas honestas y solventes, que no sólo cumplen con todos los criterios exigidos por la legalidad, sino que intentan ir más allá, extendiendo la ética y el cuidado de las personas a la actividad económica. ¿No encontraron El Mundo y El País personas más deshonestas en este país a las que acusar de corrupción? Me pregunto por qué hay quienes están invirtiendo tanto esfuerzo en enfangarlo todo ¿no sería mucho más sencillo empezar a limpiar un poco?

Leer Artículo →