Una esperanza llamada ivermectina

Incluyo en mi blog este texto escrito con la ayuda de Txema Isabal y publicado el 11 de diciembre en Arainfo . He añadido gráficos y tablas procedentes, en su mayoría, de los documentos realizados por la Front Line Covid Critical Care Alliance  para ilustrar mejor los resultados.

Una de las pocas buenas noticias sobre la Covid-19 que se han publicado en los últimos meses  ha sido la aparecida hace una semana en el blog de la Front Line Covid Critical Care Alliance (FLCCC) . Esta organización, creada en enero de 2020 por el Dr. Paul E. Marik, profesor de medicina y jefe del Departamento de Neumología en la Eastern Virginia Medical School, reúne a un grupo de prestigiosos médicos e investigadores norteamericanos  que han desarrollado algunos de los protocolos de tratamiento del Covid-19 más utilizados.

La FLCCC ha desarrollado un nuevo protocolo (I-MASK+) basado en un medicamento que ha dado unos excelentes resultados tanto en el tratamiento como en la profilaxis del Covid-19: la ivermectina. La ivermectina es un conocido medicamento antiparasitario utilizado en humanos desde hace décadas para la oncocercosis, la filariasis cutánea y varios tipos de parasitosis, con un excelente perfil de seguridad y un largo historial de uso. Sus propiedades antivirales y antiinflamatorias han sido descubiertas recientemente y los estudios de los últimos meses, tanto los primeros que se realizaron in vitro en marzo, como los 25 ensayos clínicos realizados hasta la fecha  han demostrado que posee una capacidad única y muy potente para inhibir la replicación del SARS-CoV-2.

El informe que ha publicado la FLCCC , hace una revisión de los principales medicamentos utilizados contra el Covid-19, ahora que los estudios clínicos empiezan a mostrar claramente sus resultados. Concluye que tratamientos como la hidroxicloroquina, el remdesivir, el interferon y el suero de convalecientes, que en su día despertaron grandes esperanzas, han mostrado tener poca o ninguna eficacia. Únicamente el uso de corticoesteroides en la fase de inflamación pulmonar tiene resultados claramente positivos.

El otro medicamento que ha mostrado ser claramente eficaz es la ivermectina, y, además, en todas las fases de la enfermedad: en la incubación, en la fase sintomática y en la de inflamación. Esto la posiciona en la primera línea de los tratamientos contra el Covid-19 y ha llevado al FLCCC a proponer un nuevo protocolo llamado I-MASK+ basado en ivermectina, vitamina D3, vitamina C, melatonina, aspirina y zinc, combinado con el uso de mascarillas para reducir la transmisión del virus.   

El protocolo propuesto por la FLCCC no es el único que ha adoptado este medicamento. También el doctor Thomas Borody, un reconocido médico australiano famoso por haber desarrollado la triple terapia de antibióticos capaz de curar las úlceras pépticas, ha propuesto un protocolo basado en ivermectina que empezó a prescribirse legalmente en Australia en agosto.

La propiedad más interesante de la ivermectina es el hecho de que su efecto inhibidor de la replicación del SARS-CoV-2 se prolonga varias semanas después de su toma, lo que la hace muy interesante como medida profiláctica. En este sentido destaca el estudio realizado en la Universidad Zagazig de Egipto donde se llevó a cabo un experimento profiláctico controlado y aleatorizado con ivermectina administrada a contactos cercanos de pacientes Covid  (0,3 mg por kg de peso, dos dosis separadas 72 horas). Sólo el 7% de los contactos que recibieron Ivermectina tuvo síntomas, frete al 58% del grupo que no la recibió   .

También en Argentina se utilizó ivermectina y carragenina como profilaxis en un estudio en el que participaron 1.195 agentes de salud. En el grupo que usó ivermectina, ninguno se contagió de Covid-19, mientras en el grupo de control, lo hizo el 58%. El tratamiento utilizado consistió en un spray nasal de carragenina y 6 gotas orales de ivermectina (0,6mg/ml) tomadas cinco veces al día (0,6mg por persona y día) durante 14 días 

En base a todos estos estudios, los científicos de la FLCCC llegan a afirmar, literalmente, que:  “el FLCCC recomienda que la ivermectina se utilice tanto en la profilaxis como en el tratamiento de COVID-19. En presencia de una oleada mundial de COVID-19, el uso generalizado de esta intervención segura, barata y eficaz podría dar lugar a una drástica reducción de las tasas de transmisión, así como de la morbilidad y la mortalidad en las fases de enfermedad leve, moderada e incluso grave.”

El optimismo de la FLCCC sobre este medicamento resulta especialmente sorprendente en estos momentos en los que la lucha contra la pandemia ha entrado en una fase de descontrol y los malos datos nos han acostumbrado a una penosa resignación que raya en la depresión. Pero la ivermectina va acumulando cada día más resultados científicos positivos y ya cuenta, con, al menos, tres estudios controlados y randomizados, estudios simulados y varios estudios de caso, algunos de ellos ya publicados (ver tablas 1 y 2).

El argumento que se suele esgrimir contra su uso es que la dosis que se vio que era necesaria en los primero estudios in vitro era muchas veces mayor que la que se consideraba segura para otras patologías (que suele ser de 0,2mg/kg en una dosis única). Pero el protocolo I+MASK de la FLCCC recomienda dos dosis de 0,2mg/kg separadas 72 horas y los estudios están reportado resultados positivos utilizando dosis similares sin que se hayan reportado efectos adversos. También se ha observado en este estudio un umbral de seguridad de hasta 2mg de ivermectina por kg de peso corporal para individuos sanos (cinco veces mayor que el recomendado para el Covid-19).

Pero lo que resulta más asombro de la ivermectina son los datos epidemiológicos. La publicación de la FLCCC muestra los resultados en ciudades y regiones concretas de tres países: Perú, Brasil y Paraguay (ver figuras 1 y 2). En ellos la ivermectina se ha aplicado a gran escala entre la población y su uso está fuertemente correlacionado con disminución de la mortandad por Covid-19. También es conocido que ha sido aplicada de forma más o menos oficial en países como Bolivia, Perú, varios estados de la India, Bangladesh, Australia, Brasil, República Dominicana o México. Algunos de estos países muestran en estos momentos curvas de contactos y muertes por Covid-19 muy bajas (ver figura 3) sin que sus poblaciones estén en estos momentos confinadas. Destacan entre ellos Australia (que ha reportado sólo una muerte por Covid-19 desde el 28 de octubre), Egipto (con 15 muertes diarias en estos momentos en 98 millones de habitantes), Bolivia (6 muertes diarias en 10 millones) y Republica Dominicana (5 muertes diarias en 11 millones) ¿Está la ivermectina detrás de estos datos? De momento no hay estudios sobre ello, pero los datos deberían analizarse cuidadosamente. No debemos descartar que puedan existir países en desarrollo que estén aplicando medidas más exitosas que las que estamos aplicando en Europa.

Resulta sorprendente que la OMS se haya hecho tan poco eco de los resultados positivos que está obteniendo este medicamento en los últimos estudios. De hecho, en junio, lo retiró de la lista de tratamientos recomendados aduciendo que todavía no existían pruebas suficientes de su eficacia y no lo ha incluido en los estudios que copatrocina. Hay razones para sospechar que el extraño comportamiento de la OMS se debe más a sus conflictos de intereses que a las contraindicaciones o efectos secundarios de este bien conocido fármaco. Y es que la ivermectina tiene el “defecto” de ser extraordinariamente barata, de no estar sometida al pago de patente y de poder fabricarse en muchos países del mundo, ya que es utilizada frecuentemente para el ganado.

Estamos, pues, ante un medicamento que no ha tenido “padrinos” que lo promocionaran durante todos estos meses de pandemia a la hora de subvencionar sus investigaciones, pero, a pesar de ello, ha conseguido los mejores resultados en los ensayos in vitro, estudios de caso, ensayos clínicos y análisis epidemiológicos y ya hay protocolos que lo incluyen. Es difícil, realmente, dudar de que nos encontramos ante un fármaco eficaz, que puede traernos algunas sorpresas agradables.

Esperemos que el Gobierno de España y sus asesores del Ministerio de Sanidad lean y analicen detenidamente los estudios científicos –tanto los recomendados por la OMS como los que no lo son– y empiecen a prestar atención a este medicamento, que ya está disponible y testado, y puede ser usado mientras esperamos a que las vacunas (o la inmunidad de grupo, al paso que vamos) nos salven de la pandemia. Porque, como dice el Dr. Kory en el vídeo de su reciente comparecencia en una comisión informativa para el Senado norteamericano: no podemos dejar que la gente siga muriendo y llegando a los hospitales muy enferma cuando podemos darles un tratamiento temprano que evite que desarrollen cuadros graves.

Como decía de forma tan expresiva, el doctor Paul Marik en el minuto 48 de su conferencia del 27 de octubre : “What more do you need?”.

Tabla 1: Resumen de los estudios clínicos sobre el uso profiláctico de la ivermectina en el Covid-19 (Fuente: FLCCC https://covid19criticalcare.com/wp-content/uploads/2020/11/FLCCC-Ivermectin-in-the-prophylaxis-and-treatment-of-COVID-19.pdf)

Tabla 2 (primera parte): Resumen de los estudios clínicos sobre el uso en pacientes hospitalizados de la ivermectina en el Covid-19 (Fuente: FLCCC https://covid19criticalcare.com/wp-content/uploads/2020/11/FLCCC-Ivermectin-in-the-prophylaxis-and-treatment-of-COVID-19.pdf
Tabla 2 (segunda parte): Resumen de los estudios clínicos sobre el uso en pacientes hospitalizados de la ivermectina en el Covid-19 (Fuente: FLCCC https://covid19criticalcare.com/wp-content/uploads/2020/11/FLCCC-Ivermectin-in-the-prophylaxis-and-treatment-of-COVID-19.pdf)

Figura 1: Exceso de muertes (en rojo) entre la población de más de 60 años en las regiones peruanas en las que se distribuyó de forma masiva ivermectina en mayo de 2020 y casos (azul). A la izquierda antes de la intervención con ivermectina (gris), a la derecha después de la intervención. (Fuente: Chamie J. Real-World Evidence: The Case of Peru. Causality between Ivermectin and COVID-19 Infection Fatality Rate. 2020.28. Publicado en: https://covid19criticalcare.com/wp-content/uploads/2020/11/FLCCC-Ivermectin-in-the-prophylaxis-and-treatment-of-COVID-19.pdf)

Figura 2: Número de muertes causadas por el Covid-19 en varios estados de Paraguay. En el estado de Alto Paraná (en azul) se distribuyeron 30.000 dosis de ivermectina entre la población a principios de septiembre, en el resto de los estados no. (Fuente: Chamie J. Real-World Evidence: The Case of Peru. Causality between Ivermectin and COVID-19 Infection Fatality Rate. 2020.28. Publicado en: https://covid19criticalcare.com/wp-content/uploads/2020/11/FLCCC-Ivermectin-in-the-prophylaxis-and-treatment-of-COVID-19.pdf)

Figura 3: Muertes por Covid-19 reportados en diversos países según John Hopkin University https://coronavirus.jhu.edu/map.html (izquierda) y datos de movilidad personal ofrecidos por Google https://ourworldindata.org/covid-mobility-trends (derecha).

3 Respuestas a “Una esperanza llamada ivermectina

  1. Hola Marga,
    El Dr Vicente de la Torre, neumólogo ecuatoriano, también afirma que está utilizando la ivermectina con sus pacientes. Puede verse una entrevista en:
    https://vidareal.net/videos/

    Pero no es sólo la ivermectina, es muy posible que haya otros desparasitantes que también funcionen. Hay testimonios de ello. Un ejemplo es la trementina (destilado de resina de pino), que muchos enfermos crónicos han utilizado en los últimos años.

    Parece que al eliminar parásitos, éstos se llevan consigo los metales que tenemos en el cuerpo. No sé si esto os sería de ayuda a los electrosensibles. Te dejo unos enlaces por si te interesa saber más:
    resinadepino.com (Dr. Jennifer Daniels)
    protocolo.trementina.org
    foro.trementina.ml

    Un saludo 🙂

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.