Flores para el país de la ira

España arde por dentro, de ira. Ira reprimida que, a golpe de impotencia, se ha transformado desesperación, tristeza, depresión, miedo…. Ira que no explota ni sirve para transformar nada, simplemente la sociedad se corrompe y termina tolerando lo inadmisible, dando por bueno lo injusto, lo hediondo, lo atroz incluso. Las risas escasean, la alegría ha huido de un pueblo alegre hace no tantos años.

Políticos y medios manipulan la ira. Contrarrestan la cólera dirigida contra el poder con otras iras, y consiguen alimentar la espiral del “karma” de violencia-injusticia-víctimas que se convierten en verdugos, más ira y más frustración.

A la ira de los rescates a la banca, los recortes, los desahucios, la Púnica y la Gürtel, a la ira de las trabajadoras explotadas sin vida personal, estabilidad ni capacidad de tener una familia, a la de los jóvenes entre el exilio y el paro, a la ira de las mujeres maltratadas y violadas….ahora también se suma la de los que se sienten atacados por ser de derechas, por ser hombres chapados a la antigua, por ser españoles. La ira de taurinos contra animalistas, la de los policías atacados por las cámaras de los móviles, la ira de los catalanes y la ira contra los catalanes, la ira contra los rojos que no dejan a los demás tener una nación normal, una bandera o un himno del que sentirse orgullosos. Ira que nos carcome, que se pudre, que hace irrespirable el aire, negras las miradas. Ira y miedo que se respiran, que casi se pueden mascar.

Nunca se nos han dado muy bien, como pueblo, esas cosas de gestionar la ira. No hemos sabido, siquiera, expresar el dolor de la gran guerra que vivieron nuestros abuelos, hacerle una gran ceremonia del perdón y sanar sus heridas. Seguimos acumulando iras reprimidas causadas por frustraciones de hace siglos, historias que todavía siguen poblando los discursos políticos y todavía siguen carcomiendo nuestra psique colectiva.

Nadie puede vivir mucho tiempo con ira, a lo sumo puede malvivir, gastando todas sus energías en una estéril lucha interna. Quien quiere vivir, en algún momento tiene que saber gestionar su ira, sacarla a la luz y expresarla ante quienes acusa como culpables. Aunque este proceso debe hacerse con mucho cuidado, porque al expresarse, la ira puede fácilmente explotar en una inmensa llamarada que destroza todo lo que hay alrededor. Ya conocemos las consecuencias de eso. Pero hay que intentarlo. Sólo tratando la ira se puede llegar al perdón. Sólo después del inmenso alivio del olvido se puede volver a respirar, avanzar y tener la esperanza de que las cosas buenas puede ocurrirnos de nuevo.

¿Cómo podemos tratar nuestra ira colectiva? ¿Podemos aliviar un poquito esta atroz parálisis social que termina calando, aunque no lo queramos, en nuestras vidas personales?

En su provocador libro Mujeres que corren con los lobos, Klarissa Pinkola Estés habla de una curiosa herramienta para trabajar la ira. Consiste en dibujar una línea que representa la vida de una persona e ir colocando en ella una serie de hitos o descansos. Los descansos son esas cruces o coronas de flores que se sitúan en las carreteras donde ha habido un accidente y alguien ha muerto. Los descansos se pueden usar para representar todas esas muertes colectivas: las esperanzas que se han truncado, las injusticias impunes, los caminos interrumpidos, las traiciones políticas, los abusos de poder, las  ilusiones pisoteadas, las vidas destrozadas…

Klarissa nos invita a sentarnos ante el itinerario de nuestra vida y honrar todos esos momentos dolorosos, porque es preciso escuchar la ira, dejar que se exprese y llorarla, para, después, poco a poco, poder perdonarla e ir poniendo un “olvidado” en cada uno de esos hitos, que ya han dejado de ser dolorosos. Pues bien: propongo, desde este modesto blog, un ejercicio colectivo al que me gustaría que me ayudaseis quienes estáis leyendolo: creemos un pequeño mapa de descansos de la historia colectiva española y pongamos flores en todos nuestros muertos y nuestras muertes.

Sería estupendo que también participasen personas alejadas de mi ideología política y añadiesen sus particulares muertes, iras y frustraciones. Porque también están ahí y  deben y pueden llorarse. Las acciones pueden ser reprobables o criticables, pero los sentimientos, son siempre legítimos. Nadie puede decir a otro que su dolor no es válido, no está justificado o es estúpido. Si uno se duele es porque le duele y necesita de un duelo. Lo que se pide es, simplemente, la expresión de la frustración, sin juicios sobre quiénes fueron los culpables.

Me gustaría empezar, por ejemplo, por el principio de nuestra vida colectiva y con el momento actual ….¿os animáis a ir añadiendo flores entre medias en los comentarios?

1509. La primera reina de lo que luego se llamaría España es encerrada en Tordesillas por las ambiciones de su padre y más tarde de su hijo.

:

:

Febrero de 2018. El rapero Valtonyc es condenado a prisión por injurias a la corona.

 

Anuncios

3 Respuestas a “Flores para el país de la ira

  1. 1521. La revuelta comunera es derrotada y las Comunidades son puestas al servicio del Imperio.

    1823. Fernando VII derroca la Constitución de Cádiz y restablece el absolutismo mediante un baño de sangre provocado por los Cien Mil Hijos de San Luis.

    1934. Durante la revolución socialista mueren los diez Mártires de Turón y el hermano Bernardo, entre otros religiosos.

    1936. El General Mola dirige la represión franquista en las zonas nacionales “Hay que sembrar el terror… hay que dejar la sensación de dominio, eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensen como nosotros”.

    Agosto 1937. El Ejército Republicano del Norte es arrasado por las tropas Nacionales con el decisivo apoyo de la aviación alemana e italiana.

    Octubre 1983. José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala son secuestrados y asesinados por los GAL.

    Julio 1997. ETA asesina al concejal del PP en Ermua Miguel Ángel Blanco.

    Agosto 2011. Las acampadas del 15M se dispersan sin dar lugar a un movimiento claro.

    Febrero 2012. Manifestaciones multitudinarias en todas España no consiguen frenar la reforma laboral impulsada por el PP.

    Diciembre de 2013. Las manifestaciones masivas de la Marea Verde no consiguen frenar la Ley Wert.

    Julio 2015. Entra en vigor la Ley Mordaza.

    Junio 2016. Mariano Rajoy, después de la repetición de las elecciones, vuelve a formar gobierno en minoría.

    Octubre 2017. Un espectacular despliegue policial intenta impedir el referéndum sobre la independencia de Cataluña.

    Me gusta

  2. 19 de junio de 1707
    … Felipe V de Borbón se ensañó: “La obstinada rebeldía con que hasta los términos de la desesperación resistieron la entrada de mis armas los vecinos de la ciudad de Xàtiva […] empeñó mi justicia a mandarla arruinar para extinguir su memoria, como se ejecutó para castigo de su obstinación, y escarmiento de los que intentasen seguir su mismo error”. Así se justificaba el monarca que el 19 de junio ordenó incendiar la ciudad, posteriormente sus campos fueron sembrados con sal para condenarla a la pobreza, y finalmente cambió su nombre por el de ‘Colonia Nueva de San Phelipe’. http://www.eldiario.es/cv/Felipe-Borbon-rey-infamia-Xativa_0_267373384.html

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s