Buenas noticias desde abajo

Las buenas noticias últimamente suelen venir de una dirección: de abajo. Eurovegas se marcha, las olimpiadas no arrasarán Madrid con otra ola de  ladrillazo, el fracking pincha en Polonia y Lituania… Vienen de abajo porque nos hablan de esa fuerza de la gravedad que nos hace tocar tierra, poner los pies en el suelo y recuperar, en suma, el sentido común.

Buenas noticias, aunque sean sobre terremotos, porque hablan de grandes proyectos, como gigantes con pies de barro, que se caen. Lo bueno de esta época es que algunos gigantes se caen antes de ver la luz, en lugar de hacerlo cuando son grandes negocios que dejan a miles de familias en la ruina.

Habrá que tener cuidado de no arrimarse a los gigantes, no sea que en su caída nos arrastren. Habrá que ir, poco a poco, acercándose a todas esas cosas ligadas a la tierra que, no sólo son mejores para la naturaleza y tienen una escala más humana, sino que son más sostenibles. Porque lo que nos está enseñando esta época es algo muy simple que nos resistimos a aprender: lo que no es sostenible, tarde o temprano, se cae.

 

Anuncios

Una respuesta a “Buenas noticias desde abajo

  1. Pingback: Buenas noticias desde abajo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s